Blog de poesía

Blog de poesía
Fotografía de 1997..esperando el nacimiento de mi hija Eva María.

Mi comentario.....

Inicié este blog con la ilusión que me produce el hecho de que mi poesía y mi sentir, pueda llegar a otras personas...y espero actúe como puente para traerme, a la vez, sentimientos y opiniones de todas aquellas que lo deseen.
Este es mi blog principal, aunque tengo otro llamado:"En la hora de las brujas". Estais invitad@s
En la parte de abajo de este blog están mi poema bandera y fotos muy apreciadas para mí.

miércoles, 22 de agosto de 2012

CONTRA EL FEMICIDIO EN C. JUÁREZ




La muerte ronda las ciudades fronterizas entre 
Méxicoy Estados Unidos. Ciudades de paso
 de emigrantes latinoshacia el sueño americano 
son testigos de sereshumanos que mueren 
cruzando la frontera.Pero en una de estas
 ciudades no es necesario cruzarla frontera
 para que la sombra de la muerte persiga
a los habitantes, y en especial a sus mujeres
 jóvenes.Este lugar es Ciudad Juárez, 
en el estado norteñode Chihuahua, México.
Desde hace 10 años ladesaparición 
y asesinato de mujeres en CiudadJuárez
 ha provocado una preocupación creciente
en la sociedad, tanto del estado como a nivel nacional.



Yo hice un sencillo poema para
 mostrar mi indignación ante
esta situación:

¡OH, MUJERES DE JUÁREZ!



¿Cómo plasmar horror tan desmedido,
en mis versos pequeños?.
Sólo puedo
vestirlos de ira y luto,
lanzarlos,
como humilde y triste eco,
de sus gritos.
¡Oh, mujeres de Juárez!
Pesado lastre el miedo,
en los zapatos.
Cuando muere la tarde,
se convierte en hazaña cada paso.
Acechando en las sombras,
se presienten
las manos asesinas.
¡Oh, mujeres de Juárez!
La morena belleza se convierte
en fatídico imán,
para la muerte.

La libertad, escuálida,
agoniza;
ya no lleva, de oro, la corona,
sino, férreos grilletes
que la atan
al malvado capricho de unos pocos.
Las plumas blancas de sus alas,
yacen, hundidas,
en el barro
de la maldad impune,
del  llanto inconsolable de una madre,
de la  estéril espera de los hijos,
de cada hoyo en la tierra
que abraza
cada joven cuerpo putrefacto,
de mujer asesinada.
¡Oh, mujeres de Juárez!
Abanderados son,
mis versos,
de mi protesta.