Blog de poesía

Blog de poesía
Fotografía de 1997..esperando el nacimiento de mi hija Eva María.

Mi comentario.....

Inicié este blog con la ilusión que me produce el hecho de que mi poesía y mi sentir, pueda llegar a otras personas...y espero actúe como puente para traerme, a la vez, sentimientos y opiniones de todas aquellas que lo deseen.
Este es mi blog principal, aunque tengo otro llamado:"En la hora de las brujas". Estais invitad@s
En la parte de abajo de este blog están mi poema bandera y fotos muy apreciadas para mí.

viernes, 31 de mayo de 2013

MI AMIGA Y GRAN POETA CLÁSICA, MARÍA BOTE, ME HA HECHO UN POEMA, A MÍ Y A MIS ROSAS.





PARA PAQUI  Y SUS ROSALES
(CARIÑOSAMENTE)


Rosas azules y rojas,
de pitiminí, preciosas;
en la escalera de Paqui
esperando sus caricias
y la luz de su sonrisa.

Sus pétalos irisados
llenan la casa de aromas
y con su belleza adornan
los pensiles de tus manos.
De tu pelo enamorado
quisieran ser la corona.

Las flores y poesías
tejen en tu piel de seda
románticas primaveras
de luna y soles vestidas.

Y en tu estanque de agua viva
quieren beber los rosales,
entonar dulces cantares
en mañanas diamantinas.

A tu voz de terciopelo
se  concitan los espejos,
 que iluminan tu mirada
precursora de mañanas.
                                Paqui, de flor y de versos
plantados por tus empeños
en los crisoles del alma…

María Bote
25 – 5 - 2013

jueves, 16 de mayo de 2013

"La huella de dos vientos" presentado en Puebla de la Calzada el pasado mes de abril.




¡BÚSCAME EN MI MUNDO!

¡No me digas que estoy lejos,
si se pierde mi mirada!
¡Ven al mundo de mis sueños,
donde se hace esencia el alma!.

¡Búscame….. donde las hojas,
en una tarde de otoño,
gimen, bajo las pisadas,
o levanta el viento loco!

En un beso imaginario,
en una gota de lluvia,
en un beso centenario,
o en el que, al nacer, empuja.

En el misterio que enlaza
dos almas, en la caricia
que supone una mirada,
a la luz de una sonrisa.

 En el sentir de un poema,
en una cálida lágrima,
y allá donde a otros, la pena
va royendo las entrañas…

¡No me digas  que estoy lejos,
si se pierde mi mirada!